lunes, 3 de julio de 2017

¿QUÉ ES EL CUPPING?


El cupping es una técnica en la que se crea un vacío mediante la aplicación de una ventosa a la piel, al levantarse esta se descomprimen las capas de la epidermis y la fascia superficial subcutánea. El cupping se ha practicado en la mayoría de las culturas de una forma u otra a lo largo de la historia, pero el verdadero origen de la terapia sigue siendo incierto. 



 En muchos países desde comienzos de siglo se hacia un uso generalizado de esta técnica, en Estados Unidos por ejemplo, John Harvey Kellogg escribió en 1900 acerca del 'cupping en seco' en el “Manual de Higiene Doméstica y Medicina Racional” declarando:
"El cupping en seco es un excelente medio para tratar algunas afecciones, particularmente el lumbago ... La aplicación se puede hacer por medio de un aparato regular, que consiste en una bomba de aire con una ventosa construida apropiadamente para su aplicación a la piel"

Masaje Cupping

El masaje Cupping es una versión moderna de esta terapia tradicional, los nuevos materiales plásticos permiten ventosas flexibles y más suaves sin comprometer la eficacia de la modalidad. Hoy en día, el cupping  se realiza con frecuencia usando ventosas de plástico o silicona y una bomba manual para crear el vacío. El vacío "atrae" el tejido blando perpendicular a la piel, proporcionando una fuerza de tracción, que se puede dejar en un sitio durante un período determinado o se mueve a lo largo del tejido.

 Los sitios de aplicación más comunes son la espalda, el pecho, el abdomen y las nalgas. Las ventosas son típicamente aplicadas durante algunos minutos dependiendo de la reacción del cliente y la sensibilidad. Para cubrir un área más amplia, se utilizan lubricantes para mover la ventosa por la superficie de la piel. Este masaje utiliza cantidades variables de succión junto con diferentes maniobras, afectando varios planos físicos.

Efectos fisiológicos del Cupping

El mecanismo biológico y los efectos clínicos de la cupping todavía no están bien investigados, la piel, el tejido subcutáneo y la fascia están incrustados con fibras nerviosas mecanosensibles, por lo que es probable que el cupping invoque una serie de respuestas neurofisiológicas.

 “El efecto fisiológico del cupping se expresa en la activación del sistema inmunológico al provocar inflamación local, también afecta al timo y aumenta el flujo linfático. Estimula las fibras Aβ mecanosensibles que reducen el estimulo nociceptivo. Activa las fibras C y Aδ en las áreas afectadas, elevando así los campos receptivos inhibidores de la proyección cortical y provocando controles inhibidores difusos Además, el cupping probablemente afecta fuertemente a la relajación y puede servir como interacción social y reconfortante. Investigaciones adicionales de estos mecanismos De acción son necesarias ". (Rozenfeld 2016)   

¿El Cupping es seguro?

El cupping se considera generalmente una terapia segura con efectos secundarios menores tales como eritema, edema y equimosis en una disposición circular característica. Cuanto más tiempo se deja una ventosa sobre la piel y mayor es el esfuerzo de tracción, más intensa será la  marca circular que se crea debido a la dilatación capilar. El cupping estimula el flujo sanguíneo a la región tratada (hiperemia), a menudo el paciente puede sentirse más caliente como resultado de la vasodilatación, también puede producir sudoración leve.

Resumiendo

El cupping es una técnica mediante la cual se crea un vacío con una ventosa, atrayendo la piel y la fascia superficial subcutánea hacia arriba. Esta técnica se cree que se remonta a tan temprano como 3000 aC, la mayoría asocia las ventosas con la Medicina Tradicional China, pero el uso del cupping no se limitó a la China antigua, también se utilizó en la antigua Grecia, el antiguo Egipto y por los anglosajones (Rubin 1974). Esta técnica ha resistido la prueba del tiempo, pero en estos días de la medicina basada en la evidencia, son necesarias más investigaciones de los mecanismos de acción y la eficacia clínica.


Referencias:

Kellogg JH (1900). The Home Hand-Book of Domestic Hygiene and Rational Medicine.

Rozenfeld, E., & Kalichman, L. (2016). New is the well-forgotten old: The use of dry cupping in musculoskeletal medicine. Journal of Bodywork and Movement Therapies.

Rubin S. (1974) Medieval English Medicine. New York.

Wong, J. J., Shearer, H. M., Mior, S., Jacobs, C., Côté, P., Randhawa, K., . . . Taylor-Vaisey, A. (2015). Are manual therapies, passive physical modalities, or acupuncture effective for the management of patients with whiplash-associated disorders or neck pain and associated disorders? an update of the bone and joint decade task force on neck pain and its associated disorders by the optima collaboration. The Spine Journal

Fuente:

http://www.rmtedu.com

VISITA MI PÁGINA WEB:

http://hipposmye.wixsite.com/hippos