viernes, 2 de octubre de 2015

¿SUFRES DE “TECH NECK”?


El Tech Neck  se podría definir someramente como una lesión causada por el esfuerzo repetitivo de mirar la pantalla de aparatos electrónicos tales como ordenadores portátiles, teléfonos inteligentes y otros dispositivos móviles durante todo el día. Estas lesiones comenzaron a ser evidentes pocos años después de que los ordenadores de sobremesa se convirtieran en un electrodoméstico mas de la casa. Suelen afectar mas comúnmente a personas entre18 y 39 años, con al menos tres dispositivos digitales, que miran sus dispositivos hasta 150 veces al día.



Físicamente el “tech neck” puede causar dolor de cabeza, dolor de mandíbula/cuello, y afecta a los músculos de la espalda y cuello que mantienen la cabeza en posición vertical. Cuando la columna está en posición neutra, la cabeza pesa alrededor de 6 Kg. Con una inclinación frontal de 15 grados el cuello debe soportar  una tensión equivalente a 14 Kg. A los 45 grados, la tensión equivale a 25 Kg., y a los 60 grados equivale a 30 Kg.


Además, inclinarse hacia adelante cuando se utilizan dispositivos portátiles pone presión adicional sobre el paquete neurovascular de las arterias, las venas y los músculos que viajan desde el cuello hasta la mano. Los casos más graves pueden detener la circulación a la mano, pero es más común que la acción repetitiva agrave viejas lesiones, o provoque inflamación, así como la formación de tejido cicatrizal y lesión crónica.



Algunas medidas para prevenir el problema podrían ser por ejemplo: elevar la pantalla del teléfono para no agacharse a mirarla, usar menos el texto y hacer mas llamadas e incluso ayuda psicológica para quitarse la manía de estar mirando la maldita pantallita cada dos minutos (esto ultimo lo decimos medio en broma y medio en serio...).



En el trabajo y a la hora de estudiar los problemas son similares: sentados en la oficina, mirando a la computadora, escribiendo documentos, o los estudiantes sentados en clase, básicamente todos adoptan esa mala postura que ya se utiliza para ver el móvil y eso empeora las cosas.



Algunas recomendaciones mínimas para quien se pasa muchas horas sentado en la oficina frente a la pantalla:


  • Colocar el monitor del ordenador directamente en frente, en lugar que a un lado.
  • Levantarse de la silla y caminar algunos minutos cada hora.
  • Mantenerse hidratado.



Nunca está demás recomendar el masaje como instrumento para aliviar la tensión muscular repetitiva y las contracturas. Los estudios han demostrado que el masaje regular y una sana actividad física influyen en la salud de la espalda, el cuello y los hombros de muchas maneras positivas. Entre otras: contribuir a mantener los tejidos miofasciales saludables al promover la relajación y el bienestar, reducir la tensión y la ansiedad, y mejorar la circulación de la sangre que transporta el oxígeno y los nutrientes a las células.





Fuentes:

“Tech Neck Crimping My Style and Your Skin”: San Francisco Chronicle 4/7/15