lunes, 16 de junio de 2014

LAS FASCIAS I


Al contrario de lo que comúnmente se cree, si pudiéramos “pelar” a un ser humano como una zanahoria no encontraríamos inmediatamente debajo de la piel los músculos estriados con su característico color rojo debido a la mioglobina. En cambio, cada músculo individual está envuelto por una membrana llamada “fascia”.



Como nos define la Wikipedia:



“La fascia es una estructura de tejido conectivo muy resistente que se extiende por todo el cuerpo como una red tridimensional. Es de apariencia membranosa y conecta y envuelve todas las estructuras corporales. Da soporte, protección y forma al organismo. Constituye el material de envoltorio y aislamiento de las estructuras profundas del cuerpo.”



Suele utilizarse el símil de la naranja ya que la estructura es parecida, si se quita la piel anaranjada encontraremos debajo una capa blanca que envuelve toda la naranja y a su vez envuelve cada uno de los gajos.




La palabra fascia viene del latín y significa etimológicamente “banda”. El primero que utilizó esta palabra fue Celso, enciclopedista romano del siglo I d.C., quien en su obra “De re medica” la describió (junto a su tetralogía de la inflamación, “dolor, tumor, rubor y calor”) , aunque él la aplicó a la terapéutica médica en el sentido de fajar o vendar heridas .

Posteriormente, es Galeno el primero que las considera en relación con la piel; es decir, lo que hoy consideramos como tejido celular subcutáneo. Vesalio, en el siglo XVI, es quien realmente relaciona el concepto fascia con la membrana próxima a determinados músculos.




La estructura de la fascia está compuesta de varios elementos entre los que podemos mencionar:



-         La sustancia fundamental, que es una sustancia viscosa, líquida que tiene como función la de permitir todos los procesos fisiológicos.

-         El colágeno que representa un 70% del tejido conjuntivo y está compuesto por fibras alargadas de aspecto nacarado y casi ninguna elasticidad.

-         La elastina, compuesta por fibras alargadas y finas que al contrario de las anteriores son elásticas.



Según nos explica Busquet  todas las estructuras que forma el colágeno, tales como fascias musculares individuales, tendones, ligamentos, aponeurosis, etc., al final se interconectan en una única estructura fascial que envuelve completamente al cuerpo humano y cumple diversas funciones entre las cuales se pueden enumerar:



-         Protección: El sistema fascial forma una red protectora en todo el cuerpo frente a tensiones, agresiones externas y estrés. Protege cada uno de sus componentes de forma individual, así como también a todas las estructuras a nivel global. 

-         Suspensión: Cada componente del cuerpo tiene una ubicación precisa. Y la misma está determinada por el sistema fascial. Es básicamente la encargada de que nuestros intestinos o el hígado o cualquier otra parte del cuerpo no se muevan libremente por el mismo.

-         Sostén: El mantenimiento de la integridad anatómica del cuerpo corre a cargo del sistema fascial, básicamente si estamos de pie y tenemos la forma que tenemos es porque las fascias comprimen y mantienen en su sitio a músculos, huesos y órganos.



Fuentes:



-         Wikipedia

-         Busquet, “Las Cadenas Musculares”. Paidotribo

-         Ferrandiz, “Dolor Muscular”.

-         Shuenke, “Prometheus”. Panamericana