martes, 4 de marzo de 2014

EL MUSCULO ROMBOIDES


Al igual que los músculos de la cintura escapular, los músculos romboides son propensos al dolor y a trastornos funcionales debido a sobreesfuerzo y malas posturas. Este músculo puede doler en la gente que trabaja sentada, en el ordenador por ejemplo, y que tiende a encoger la espalda y dejar caer los  hombros hacia delante.




Los romboides son dos músculos en forma de diamante. Ambos se extienden desde la columna vertebral hasta el borde medial de la escápula. Se encuentran entre los músculos de la espalda autóctonos pero bajo el trapecio. En esta área, los dos son palpables y a menudo visibles. Se dividen en:
-         Romboides Mayor: va desde las apófisis espinosas de la primera a cuarta vértebra torácica hasta el borde medial bajo la espina de la escápula.
-         Romboides menor: se origina más arriba en las apófisis espinosas de la sexta a séptima vértebras cervicales y se inserta por encima de la espina de la escápula.


Su contracción provoca un movimiento craniomedial de la escápula (aducción y elevación). Al mismo tiempo, el ángulo inferior de la escápula se mueve hacia la columna vertebral (rotación). También fija la escápula a la pared torácica.

Cuando se oponen a unos pectorales mas fuertes o acortados tienden a sobrecargarse y a presentar puntos gatillo dolorosos.  Problema que se alivia con diversas técnicas de masaje, terapia anti inflamatoria, estiramientos, corrección postural y reposo.