domingo, 8 de diciembre de 2013

INSOMNIO Y MAGNETISMO TERRESTRE


En un articulo anterior hablamos de las emisiones electromagnéticas originadas por los diversos aparatos electrónicos que integran nuestra vida diaria y su posible efecto nocivo sobre la salud, especialmente a la hora del descanso nocturno.

Pero los elementos creados por el hombre no son los únicos que emiten radiaciones electromagnéticas, también muchas formaciones naturales emiten este tipo de ondas y en algunos casos pueden ser igual o mas perjudiciales que las artificiales. Los efectos negativos causados por las emisiones electromagnéticas naturales se conocen como “geopatías”.



Uno de los principales productores de electromagnetismo es el planeta mismo, todos sabemos que la tierra tiene un polo magnético que es el responsable de la atracción de las agujas imantadas de las brújulas.  Pero la tierra presenta también otras manifestaciones magnéticas como las llamadas: “cuadrícula de Hartmann” y “Red Curry”.

La Cuadricula de Hartmann es una extensa red de líneas magnéticas que atraviesan el planeta en sentido norte-sur y este-oeste, debe su nombre al investigador que describió por primera vez el fenómeno.

La Red Curry es otra estructura entrecruzada de líneas magnéticas, pero en este caso su orientación es noreste-sureste y sureste-noreste, en otras palabras va en sentido oblicuo a la de los puntos cardinales.

Pero hay mas accidentes naturales productores de radiación: corrientes de aguas subterráneas, corrientes de gas, depósitos minerales en el subsuelo, cavidades naturales y fallas, entre otras.







Por lo pronto es importante saber que algunas zonas de nuestra casa, como los dormitorios, pueden estar expuestas a un cruce de dos o mas de estos accidentes naturales y la suma de radiaciones electromagnéticas puede causar efectos en nuestro organismo, el mas común de ellos es justamente el insomnio sin causa conocida.

Por ejemplo si has cambiado recientemente de casa o has movido los muebles y “casualmente” has comenzado a dormir mal noche tras noche y no consigues otra explicación lógica (estrés laboral, fármacos, etc.), tal vez es posible que te esté afectando uno de estos “cruces múltiples”.




Que hacer en estos casos? Lo ideal sería consultar con un kinesiólogo especializado en este campo, con un radiestesista o con un geobiólogo para que hagan un diagnóstico de tu casa.

Pero hay otras formas mas rápidas y sencillas de comprobación:

-         Mover algunas decenas de centímetros la cama y ver si en un plazo de algunas semanas cambia el patrón de sueño.

-         Si tienes un gato en casa observar su comportamiento, los gatos adoran las corrientes electromagnéticas y si tu felino de casa se empeña en hacer la siesta en el cabezal de tu cama puede ser un buen indicativo de que allí hay algo.

-         Las plantas en cambio no son nada amigas de estos fenómenos y una planta colocada sobre un cruce electromagnético puede verse seriamente afectada en su crecimiento mientras su compañera ubicada treinta centímetros mas allá puede crecer maravillosamente bien.




En artículos posteriores ampliaremos detalles sobre estos diferentes fenómenos. Pero para el que esté interesado en profundizar ha salido recientemente un libro llamado. “La Buena Onda”, del geobiólogo Pere León, en el que se aborda este tema de manera sencilla y didáctica.