miércoles, 6 de noviembre de 2013

MASAJE DEPORTIVO ¿CUÁNDO UTILIZARLO?



Hoy en día hay cada vez mas personas que, dentro de un estilo de vida saludable, se toman en serio la práctica de un deporte, bien sea correr, nadar, ciclismo, triatlón u otras especialidades.
Internet, las nuevas tecnologías y el desarrollo de materiales técnicos hace que cada vez mas los atletas aficionados puedan acercarse a técnicas de entrenamiento, dietas y equipos que hasta hace algunos años solo eran privilegio de los profesionales.

esfuerzo fisico

Un elemento que siempre ha estado dentro del programa de entrenamiento de los profesionales y que ahora cada vez mas está al alcance de los atletas amateurs es el masaje.
Una investigación llevada a cabo por la Asociación Americana de Masaje Terapéutico (AMTA) muestra que el masaje es una manera efectiva de aliviar el dolor producido por los llamados “puntos gatillo”, además de contribuir a reducir el riesgo de daños en los tejidos blandos y por consiguiente mejorar el potencial de trabajo de los atletas, tanto en fase de entrenamiento como en competición.

El masaje es usado rutinariamente por los atletas de alta competencia y cada vez mas por los atletas amateurs como una manera de agilizar la recuperación y evitar lesiones.
Los expertos afirman que el masaje debe ser considerado como una parte del trabajo de acondicionamiento y mantenimiento de la masa muscular así como un elemento mas dentro del trabajo integral de recuperación de lesiones tanto durante como después de un evento o competición. Es especialmente indicado para aquellos deportistas que regularmente sobrecargan un determinado conjunto de músculos.

masaje deportivo

Existen diversas opiniones con respecto a cuando es el momento adecuado de recibir un masaje: ¿antes de competir?, ¿Inmediatamente después?
Existen diversas técnicas que permiten aplicarlo en cualquier etapa de la temporada:

- Los masajes durante la fase de entrenamiento tienen como objetivo primario minimizar los efectos negativos del esfuerzo, manteniendo los tejidos  flexibles, acelerando el periodo de recuperación y previniendo lesiones por sobreesfuerzo.
- El masaje previo a la competición ayuda a preparar el músculo para los estiramientos y el calentamiento que preceden el esfuerzo competitivo contribuyendo a evitar lesiones pre competencia que podrían comprometer seriamente el éxito de la misma.
- El masaje entre competiciones, para aquellas disciplinas que contemplan esta posibilidad, contribuye a relajar aquellas áreas musculares que mas sufren durante el transcurso de la prueba (por ejemplo en la media parte de un partido de fútbol).
- El masaje post competición contribuye a relajar la musculatura, eliminar de los tejidos las substancias de deshecho y acelerar el descanso y la recuperación (pensar por ejemplo en los masajes post etapa en un Tour de France).
alto rendimiento

En conclusión: sea cual sea tu nivel deportivo, incluir el masaje periódico dentro de tu programa de trabajo puede significar una mejora importante del rendimiento tanto en entrenamiento como en competición.