sábado, 12 de octubre de 2013

LOS ACEITES ESENCIALES (III)


Hay una gran variedad de plantas que se utilizan para la extracción de aceites esenciales, los libros especializados en el tema mencionan en promedio unas 60 aunque algunos autores enumeran mas de 100. Eso sin contar el hecho de que una misma planta puede producir diversos aceites esenciales, según se extraigan de las flores, hojas, cortezas o frutos, o según la época del año en la que se haga la recolección de las mismas.

Para complicar aún mas el cuadro, la composición de los aceites esenciales puede verse afectada por lo que los especialistas en vinos llaman “terroir”, es decir, las condiciones geográficas, geológicas y climatológicas de la zona en donde se cultivan las plantas. De esta manera, una lavanda cosechada en Francia tendrá diferentes propiedades de una cosechada en España o Italia.

Para poner un poco de orden en esta complejidad existe la figura del “quimiotipo” que según Zhiri, Badoux y Breda es: “...una forma de clasificación, química, biológica y botánica que designa la molécula que tiene mayor presencia en un aceite esencial.” En otras palabras, cual es el compuesto químico activo dominante dentro de la gran variedad de moléculas químicas que componen un aceite esencial.

A continuación daremos brevemente las características de dos de los mas conocidos: los aceites esenciales de lavanda y romero.

AE Lavanda:
Es el aceite mas conocido y utilizado, se cuenta entre los mas inocuos y tiene diversas funciones: antiespasmódico, calmante, sedante, antidepresivo, cicatrizante, regenerador cutáneo, antiálgico, hipotensor, antimicrobiano y antiséptico.  Disperso en el ambiente a través de un difusor tiene un efecto relajante y favorece el sueño reparador.

AE Romero:
Este es uno de los aceites que presenta varios quimiotipos diferentes, o sea que según como, cuando y donde se recolecte la planta, en su destilado estarán presentes con mayor intensidad unas u otras  substancias.
En el quimiotipo “alcanfor” se encuentran substancias que favorecen mas el efecto sobre los músculos al ser miorrelajante, descontracturante y antiálgico.
En el quimiotipo “cineol” predominan aquellos compuestos que lo convierten en un excelente anticatarral, expectorante y mucolítico.
Mientras que en el quimiotipo “verbenona” aparecen propiedades reguladoras internas.

Es importante advertir que el uso de los aceites esenciales, sobre todo en su uso local o cutáneo, tiene que ser supervisado por un profesional especializado y que siempre es conveniente acudir a un medico para las correspondientes pruebas alérgicas.

Bibliografía recomendada:
-          Zhiri, Badoux, Breda: “Aceites Esenciales Quimiotipados”
-          Bascuñana, Enrique: “La Nueva Aromaterapia”